La empresa Tauroemoción, gestora de la plaza de toros de Fuengirola, apuesta este verano por este espacio para la organización de conciertos. Junto a la actividad taurina, con una corrida programada para el mes de julio, ya ha programado cuatro eventos musicales, algunos de ellos con protagonistas muy taurinos.

Tras un espectáculo infantil dedicado a la película Frozen el 16 de julio, la temporada de conciertos tomará fuerza en agosto con el concierto de Loquillo el domingo 7, y el de Los Secretos el lunes 8. Aún quedará otro de Ecos del Rocío el 20 de ese mismo mes.

Se da la circunstancia de que la mayor parte de estos artistas tiene una vinculación reconocida con el mundo del toro. José María Sanz Beltrán, alias Loquillo, nunca ha escondido su afición a la tauromaquia, y fue uno de sus más activos defensores en Cataluña. “Yo crecí al lado de la Monumental, yo crecí con los toros. Mi padre me llevaba, y cuando no había dinero entrábamos al último toro, cuando abrían las puertas y nos metíamos todos los pobres. Las calles en mi barrio olían a toro. Y a mí me jode que jodan mis recuerdos. Y que esto de la prohibición sea una cuestión política”, declaraba en 2010.

En la misma línea se sitúa Javier Urquijo, líder de Los Secretos y aficionado confeso. En una de sus numerosas declaraciones al respecto, reconocía que “me encanta la fiesta y admiro a los toreros. Salgo al escenario y lo peor que me puede pasar es que me tiren un tomate -algo que nunca me ha pasado- pero los toreros se juegan la vida mal pagados. No hay dinero que pague la vida de un ser humano”.

En el repertorio de Ecos del Rocío, que realiza este 2022 su gira de despedida, no faltan referencias taurinas, en sevillanas como ‘El torero’ o ‘Leyenda de un toro bravo’, en cuya letra se señala que “suenan clarines de plata. Abre pronto torilero. Quiero batirme en la plaza y lucharlo como un torero”.